‘Vecinos Joven’ da voz «al futuro» del barrio

LA ASOCIACIÓN DE VECINOS EL TAJO, LANZA ‘VECINOS JOVEN’ Y DA VOZ «AL FUTURO» DEL BARRIO

La publicación que se edita desde 1982 tiene un hermano desde este mes

La asociación de vecinos El Tajo sacará este mes un nuevo periódico, “Vecinos joven” junto a su tradicional publicación, que ha interrumpido durante el confinamiento la edición en papel pero se ha mantenido fiel a sus lectores en la versión online. Vecinos es una publicación local reivindicativa que la asociación ha mantenido contra viento y marea desde 1982.

Ahora el grupo de jóvenes de la asociación inicia un nuevo proyecto de comunicación que saldrá esta semana, con una veintena de páginas y con un trabajo de cooperación voluntaria que dirige Alba Martínez Sánchez, estudiante de segundo de Bachillerato. Nosotros somos el presente y ellos son el futuro

Corte de Audio de la entrevista realizada en el programa Hoy por Hoy Toledo en la SER 

 

Haz clic sobre la imagen y descubre una forma distinta de leerlo

 

Versión PDF tradicional
El confinamiento ha suspendido la puesta en circulación del periódico Vecinos, un clásico de esta asociación, que tiene una tirada en papel de 9.600 ejemplares. Los repartidores son voluntarios y ha primado su protección y seguridad durante la pandemia, aunque Gemma Ruiz, la presidenta de El Tajo, no cree que esto sea el principio del fin de Vecinos en papel, porque hay lectores que todavía lo necesitan, afirma

Seguirá la edición en papel

El periódico de este mes incluye una campaña propia para fomentar el comercio de proximidad, de la que habrá también una pegada de carteles por todo el barrio.

El Covid-19 no ha parado la actividad del movimiento vecinal del barrio del Polígono. La directiva mantiene reuniones telemáticas semanales porque hay mucho trabajo, nos dice Gemma. En breves fechas harán el balance de la campaña de solidaridad que pusieron en marcha en las primeras semanas de la infección, cuando escaseaban mascarillas, geles, batas y guantes. Los donativos de los socios y vecinos lograron reunir alrededor de 6000 euros (cifra provisional) con los que se atendieron las primeras necesidades del Centro de Salud del barrio, centros residenciales y también demandas de otros puntos de la ciudad.

Ahora, se retoman preocupaciones viejas y nuevas. Entre las últimas, la situación económica de muchas familias del Polígono que aún no han cobrado los ERTE y acuden a los trabajadores sociales. Preocupación vieja son los vertidos de amianto que rodean sus viviendas. Acaban de registrar un escrito dirigido a Desarrollo Sostenible, para pedir información sobre el calendario de trabajos para finalizar todo el sellado. Quieren saber si va a cumplirse, ante el temor de que se suspenda.

 

Comments are closed.