Sobre los problemas de la biblioteca

 

Guijarro asegura que se están solucionando los problemas de la biblioteca para dar un servicio adecuado

Aunque parezca mentira, la  realidad parece desmentirle radicalmente, la biblioteca de nuestro barrio sigue teniendo una situación lamentable desde hace muchos años, sin que los sucesivos gobiernos municipales – tanto del PSOE como del PP- hayan sido capaces de buscar una solución definitiva. De esta forma, y dada la antigüedad del edificio, las administraciones están gastando mucho dinero que solo sirve para poner parches mientras el deterioro continúa. Por ello, nuestra asociación, que siempre ha reivindicado una biblioteca digna y acorde con la población del barrio, volvió a exigir soluciones en el pleno de la Junta de Distrito del pasado 10 de octubre.

Así, el portavoz de nuestra asociación, Víctor Villén, recordó que  a finales de 2008 la Junta de Distrito aprobó una propuesta de El Tajo con el apoyo de todos los grupos municipales en la que se exigía al Ayuntamiento que se arreglaran todos los defectos que tenía –y tiene, pero aumentados- el edificio, para lo que se entregó un informe exhaustivo con las deficiencias.

Posteriormente, hemos seguido “empujando” para que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto, para lo que hemos mantenido entrevistas con diversos responsables municipales. Sin embargo, todo han sido frustraciones, pues han ido pasando los meses y los años con esta situación absolutamente enquistada.

El presidente de Junta de Distrito, Antonio Guijarro, explicó en la Junta de Distrito que tras desechar la construcción de un nuevo edificio que acoja la biblioteca por la crisis económica, es más realista acometer actuaciones dentro de la austeridad. Así, señaló que se está llevando a cabo una importante intervención para eliminar las goteras e impermeabilizar el edificio por los propios técnicos municipales y próximamente se abordará la solución a las deficiencias en ele alumbrado.

Para ello, el Ayuntamiento tiene previsto sacar a licitación el proyecto técnico de renovación de la instalación eléctrica que, en opinión de Guijarro, “cuando se terminé la biblioteca podrá ofrecer los servicios adecuadamente”.

Muy distinta fue la visión ofrecida por la directora de la biblioteca, Manuela… quien aseguró que a pesar de los arreglos persiste el problema de las goteras, pues la claraboya sigue en mal estado. También relató que en una zona del edificio tuvo que poner una piscina infantil para recoger el agua de lluvia y que faltan aislamientos, lo que supone un grave inconveniente porque el agua puede llegar hasta los armarios del cuadro y provocar algún problema serio.

Igualmente, señaló que existe el riesgo de que caiga algún material del techo con el evidente riesgo para los usuarios y trabajadores y preguntó cuándo se va a poner en funcionamiento la calefacción y se va a ampliar el horario para dar un buen servicio. En definitiva, aseguró que con los arreglos tan solo se ha solucionado un poco el problema del agua.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies