Editorial de VECINOS (adelanto del número de mañana lunes

Nuestro barrio y algunas necesidades y objetivos para desarrollar:                                     Tareas pendientes para 2017

Las asociaciones de vecinos nacieron para tratar de mejorar las condiciones de los barrios y ciudades, entre ellas su desarrollo urbanístico, que en general nada tienen que ver con las de hace décadas.                                                                                                                          Pero creer que las condiciones de vida en los barrios hoy en día son idílicas para todos los vecinos y vecinas es un error, ya que los temas sociales, educativos y sanitarios en el último quinquenio han sufrido un notable retroceso.                                                                           Por eso, desde la asociación de vecinos queremos resaltar algunos de los problemas en los que estamos trabajando y que creemos que hay que resolver:

  • Nuestro barrio ha sido el receptor de toda la vivienda más modesta así como de bastantes familias con unos ingresos también modestos. La Junta de Comunidades tiene cinco edificios de viviendas de alquiler sociales en algunos de los cuales hay problemas derivados de malas situaciones económicas, y para resolverlos venimos proponiendo a la Junta y al Ayuntamiento un modelo de convenio para la administración, mantenimiento y seguimiento social. Hemos mantenido reuniones con la Dirección General de Vivienda y concejalías de Ayuntamiento, y aunque el tema está parado vamos a seguir insistiendo pues en otras localidades de nuestra región se han conseguido convenios entre Junta y Ayuntamiento.
  • Seguiremos defendiendo la recuperación de las ayudas a la subsidiación de vivienda, suprimidas arbitrariamente por el gobierno del PP.
  • Hemos propuesto a la Junta y Ayuntamiento medidas paliativas para que el nuevo hospital no colapse de coches nuestro barrio, pues ni la Ronda Sureste, ni los puentes hacia Azucaica tienen pinta de que puedan estar terminados para entonces. Exigimos respuestas a las administraciones.
  • Vamos a seguir defendiendo que la mejor y única manera de garantizar la salud del vecindario al cien por cien es la retirada total del amianto. Nuestra salud no tiene precio.
  • Continuaremos aportando y defendiendo las propuestas aprobadas en el convenio Junta de Comunidades y Ayuntamiento, dotado con 400.000 euros para 2017, con el fin de seguir mejorando la accesibilidad y el urbanismo.
  • Está pendiente el arreglo de todos los defectos de obra del paseo García Lorca. Basta ya de señalar problemas y preguntarse qué hacemos: hay que ponerse a trabajar.
  • Queremos que la unión peatonal y ciclista entre nuestro barrio y Santa Bárbara sea una realidad, después de un sinfín de promesas.
  • Necesitamos que se pongan en marcha las Juntas de Distrito, llamadas ahora Consejos de Participación, y las diferentes comisiones abiertas a la participación vecinal que ya funcionaban antes.
  • Queremos que nuestro Centro de Salud recupere el personal sanitario que disminuyó durante la época de Cospedal y que los actuales responsables sanitarios nos prometieron recobrar en 2017.
  • Pedimos que el Ayuntamiento sea riguroso en el control de los diferentes servicios privatizados, recordando que desde el movimiento vecinal defendemos la remunicipalización y los servicios públicos.
  • Necesitamos que nuestros centros educativos en unos casos sean restaurados, pues ya tienen su antigüedad y en otros se amplíen los servicios o se creen aquellos de los que carezcan.
  • En el terreno cultural, queremos que se cumpla la promesa de reponer la programación que la sala Thalia merced al convenio con la programación del Rojas, y se dote de más personal a la biblioteca para que pueda abrir todo el día, dando respuesta al aumento de usuarios y programación de eventos que viene desarrollando.

 

Comments are closed.