Contra la siniestralidad laboral

La asociación de vecinos El Tajo apoya la concentración “No más muertes en el trabajo” en repulsa por la muerte de tres trabajadores en nuestra ciudad y contra el aumento de la siniestralidad laboral, convocada por CCOO y UGT y la Asociación de Víctimas de Accidentes Laborales de Toledo -AVALTO-, que se celebra el miércoles, 3 de julio, en la plaza de Zocodover, a las 20.30 horas.

Asimismo, hace un llamamiento al resto de los movimientos vecinales y sociales, sindicales, a las organizaciones políticas y a la ciudadanía en general, a secundar la protesta contra esta herida por la que se desangra nuestra sociedad y sobre la que se ha tejido un tupido velo de invisibilidad y silencio, que ya es hora de romper. Si a todas y todos nos preocupan e indignan los accidentes de tráfico, y nos solidarizamos y luchamos contra las víctimas de la violencia machista, también debemos alzar la voz por quienes mueren o resultan heridos cuando se están ganando la vida en sus puestos de trabajo.

Por ello, nuestra asociación se solidariza con las familias de Jaime, el vigilante de seguridad de 43 años fallecido en la empresa Logistech y del trabajador muerto en la empresa Integra2, ambas en el Polígono industrial de Toledo, y el operario que perdió la vida por un infarto trabajando en las obras de Puy de Fou. Y no olvidamos al obrero que murió el 26 de julio del año pasado en la calle Río Bullaque de nuestro barrio, al precipitarse de un tercer piso en construcción. Todos tenían nombre, familia, amistades.

El aumento continuo de la siniestralidad laboral es fruto de la alta precariedad  en los trabajos, provocada, entre otras causas, por las sucesivas reformas laborales. Esto ha propiciado, a su vez, una mayor desafección de los trabajadores hacia los sindicatos -por miedo a reivindicar su dignidad laboral- y la pérdida de fuerza de estos en la negociación colectiva. En este marco de degradación en las condiciones del trabajo, la prevención de riesgos laborales y la salud apenas tiene cabida y son los trabajadores y trabajadoras quienes asumen todos los riesgos, incluido, perder la vida.

No podemos olvidar la responsabilidad que por ley tienen tanto los empresarios, encargados de organizar la prevención y la seguridad en sus empresas, y el Gobierno regional, competente en esta materia en Castilla-La Mancha. Sin duda, hay empresarios incumplidores que deben ser sancionados y perseguidos por su grave irresponsabilidad, y la administración regional, que debe asumir sus competencias de formación, información y control del trabajo, hace dejación de sus obligaciones e incumple sistemáticamente el Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla-La Mancha 2017-202.

Es intolerable que en Toledo fallecieran 13 personas en 2018 por accidente laboral, lo que supuso un aumento cercano al 30 por ciento y, en Castilla-La Mancha, murieran 32 personas en su puesto de trabajo o en in itinerem (traslado o regreso del puesto de trabajo). Un total de 652 trabajadores fallecieron en accidente laboral el año pasado en España.

 

 

 

Comments are closed.